"Delectando pariterque monendo" Horacio

27 may. 2014

PINAR del REY, San Roque (con la SGHN)

 

"Valora a quien te dedica su tiempo, te está dando algo que nunca recuperará".

(anónimo)
El Pinar del Rey es una extensa finca pública al norte de la localidad de San Roque. A pesar de ser un paraje muy visitado y con mucha presión humana, por sus accesos y por contar con amplias zonas adecuadas para el esparcimiento, es un paraje rico en biodiversidad y agradable para pasear.
Fuimos allí porque la Sociedad Gaditana de Historia Natural convocó a todos los amantes de la Naturaleza a un "Bioblitz" de 24 horas de duración. Guiados por expertos de la Sociedad, y otros venidos de asociaciones amigas, los asistentes disfrutamos de una jornada muy atractiva y pedagógica. Los Bioblitz son reuniones en un determinado espacio natural, y durante un tiempo concreto, para realizar el mayor conteo posible de especies presentes y de paso unir a científicos, expertos, naturalistas y público en general en una jornada de aprendizaje y colaboración.


 
El Aula de la Naturaleza del Pinar del Rey, cedida por el Ayuntamiento de San Roque, fue el punto de encuentro en la mañana del sábado. Lo primero fue hacer la presentación de la Sociedad y explicar que era un Bioblitz. Así como el reparto de asistentes por grupos (botánica, insectos y medio acuático).

Como había que decidirse nos apuntamos al grupo de invertebrados (insectos y arácnidos), que... de paso repasaría el resto de animales terrestres posibles.

Un simple y económino paraguas fue la mejor herramienta para ver que bichejos caían desde plantas y arbustos principalmente.

 
De paso, no pudimos evitar retratar alguna flor del Pinar. Como esta bonita Centaurea alba subsp. macrocephala.

 
O esta Silene portensis, típica de arenales, que no teníamos en nuestra colección.

 
Orobanche crenata, muy común, que parasita a leguminosas.

Como los insectos y arañas son muy inquietos y difíciles de retratar seguimos con las flores mas llamativas. Como esta Iberis ciliata subsp. welwitschii.

Por fin encontramos insectos mas tranquilos. Sobre una euforbia se alimentaban estas llamativas orugas de Hyles euphorbiae.

 
José Manuel G. aprovechó para hacerles una buena foto.

 
Y este grillo de matorral, del género Odontura sp., también posó sin poblemas.

De vuelta al Aula el experto en aracnidos Rafael Tamajón (del Grupo Ibérico de Aracnología), que vino desde Córdoba a pasar el día entre nosotros, estuvo repasando algunas arañas que necesitaban de un examen mas detallado.

Material de consulta y analisis detallado.

Eusparassus dufouri. Una de las arañas mas grandes de la península.

Durante unas horas se pusieron estas trampas de caída (tipo Pitfall o Barber) para poder observar insectos errantes.

Pero también pudimos ver trampas naturales, como estos pequeños hoyos en la arena que fabrican las larvas de hormiga león.

En el fondo de estos embudos de arena están enterradas estas larvas de hormiga león (mirmeleóntido), que con sus pinzas atrapan y devoran los insectos que caen al fondo de la trampa.

 
Otro grupo comandado por Carlos y Juan (ambos de la SGHN) se dedicó al conteo y observación de especies en el medio acuático.

En un tramo del Arroyo de la Laja o Alhaja (aparece con estas dos denominaciones) se puso una trampa tipo nasa.

Entre los peces destacaron estos dos ejemplares que tras un estudio detallado resultaron ser Cachuelos de Málaga (Squalius malacitanus).Un pez de agua dulce exclusivo de ríos y arroyos de Cádiz y Málaga y catalogado como "en peligro" en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Una buena noticia encontrar esta población. Y gracias a Juan G. de L. por esta información. 

 
Junto al Arroyo brotaban numeroso jopos (Orobanche hederae) parasitando a las hiedras.

 
Y entre grandes hojas de acanto pudimos fotografiar el mas raro de los tres "ombligo de venus" presentes en la península, y que no conocíamos: Umbilicus heylandianus.

Los amigos de Verdemar (Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar) prepararon un delicioso arroz para todos los asistentes.

Por la tarde siguieron las prospecciones por otros parajes del Pinar.

En la foto dos grandes madrigueras (zorro, tejón, ...) en un talud del terreno.

 
Sendero entre helechos que parecía estar nevado.

Este manto blanco es la "pelusa" de las semillas de los álamos, que el viento de levante, reinante en estos días, había acumulado en el suelo del bosque.

Tras los paseos de la tarde, de nuevo reunión para listar las especies observadas.

Carlos retratando con el móvil, con un adaptador al microscopio, un llamativo ejemplar de Amphora sp. Un alga diatomea de agua dulce encontrada en las aguas del arroyo.

Comiendo sin parar hojas de álamos estaban estas orugas de Cerura iberica.

Aquí un ejemplar junto a un dedo de Elvira, para comparar el tamaño.

Otro bichejo espectacular por su gran tamaño fue este insecto palo (pos. Leptynia hispanica).

 
Y llegó la noche para observar especies nocturnas. Como estas polillas que acudieron a la luz.

Un buen rato estuvimos observando murciélagos con la ayuda de Susana, que con el detector ultrasónico iba avisando del paso sobre una charca para alimentarse de insectos.

En la misma charca artificial del Aula de Naturaleza estuvimos observando larvas acuáticas y renacuajos.

 
Larva de libélula.

Y el domingo, tras recoger bártulos y devolver el Aula al Ayuntamiento, nos desplazamos a la costa del Estrecho para preparar el colofón del Bioblitz.

En la singular casa del amigo Gonzalo (adornada con una gran mandíbula de cetáceo) nos esperaba un lote de piraguas para disfrutar de un paseo por la costa.

 
Vértebra y disco de cetáceo.

 
Y como muchos no eramos expertos en esto del remo, y el levante pegaba fuerte en el Estrecho, el amigo "Lechu" (responsable de este paseo) prefirió que fueramos al río Palmones (Los Barrios).

 
Y poco a poco un buen grupo de piraguistas nos dispusimos a disfrutar del río por dentro.

Galápagos soleándose sobre troncos en el río. Aprovechamos para retirar algunos ejemplares de tortugas exóticas y así colaborar algo en la limpieza del río.

Una jornada completa en contacto directo con la Naturaleza, en compañía de familia y amigos, y aprendiendo...

4 comentarios · 

Manuel Lara

Manuel Lara dijo

Una entrada muy didáctica, por que tu dices que es el río Palomares, yo os creía en el Amazona.
Salud
Carlos Azcoytia

Carlos Azcoytia dijo

Desde que os sigo aprendo más de mi tierra que en toda mi vida de topógrafo en el campo, os felicito.
Uno

Uno dijo

Magnífica entrada, solo una puntualización: la boga de río llega al menos hasta el Guadaiza, en Marbella.
josemanuelav

josemanuelav dijo

Gracias por la información amigo "Uno", pero después de tu interesante dato nos han informado que esos pececillos son de la especie Squalius malacitanus. Ya está cambiado en el texto.
Gracias Manuel y Carlos por vuestros comentarios que animan a seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario