"Delectando pariterque monendo" Horacio

30 sept. 2014

LLEGÓ EL OTOÑO (2014)


  
_____________________________________________________________________________
"Hay flores para casi todas las estaciones y todos los lugares. Flores para la primavera, el verano y el otoño…, hasta en lo más profundo del invierno aquí o allá alguna flor hace su aparición. Hay flores en campos, bosques y setos; a la orilla del mar y en el margen del lago; en la ladera de la montaña y hasta en el borde mismo de la nieve eterna".
John Lubbock (1834-1913), naturalista británico.
_______________________________________________________________________________


EL OTOÑO HA LLEGADO, Y CON TODOS SUS AVÍOS (NO COMO EL AÑO PASADO, QUE NO HUBO AGUA NI PARA SETAS). ESTRENAMOS ESTACIÓN Y ESTRENAMOS NUEVA UBICACIÓN PARA NSyG. TRAS VARIOS AÑOS EN "LACOCTELERA.COM" NOS HEMOS PASADO A "BLOGGER.COM". PERO EL OBJETIVO ESENCIAL DE ESTE HUMILDE BLOG SIGUE SIENDO EL MISMO, COMPARTIR/DIVULGAR LO QUE CONOCEMOS Y APRENDER JUNTOS DESCIFRANDO CADA SITUACIÓN O CUESTIÓN QUE SE PONGA DELANTE DE NUESTRAS CÁMARAS. YA SEA LA REFLEX, LA COMPACTA, LA DEL MÓVIL... O LAS DE LOS AMIGOS QUE EN OCASIONES NOS ACOMPAÑAN Y COLABORAN CON "NATURALEZA SITIOS Y GENTES".

Primeros días de Otoño 2014 en Grazalema. Tras una seca primavera y un verano menos caluroso de los habitual por estos lares, el otoño ha llegado con lluvia abundante. Esperemos que se mantenga esta tónica. es bueno para el monte, la sierra, la agricultura... En la foto un pinsapo "urbano" delante de la iglesia. Y de fondo el Pico San Cristóbal.

El Peñón Grande desde una calleja grazalemeña.

El pueblo se prepara para su fiesta otoñal, conocida como "los bandoleros". Una fiesta reciente pero que ha arraigado entre los lugareños y visitantes. Será del 3 al 5 de octubre.

Mariposa gitanilla, de la familia Arctiidae.
 
 Tras una noche de aguaceros damos un paseo por los alrededores del pueblo. Salimos por la "puerta de la villa", que nos llevará a la calzada medieval.

 Calzada medieval de Grazalema, que nos baja del pueblo al río Guadalete.

La calzada se restauró, por una escuela taller  hace pocos años.
 
En el Tajo de Grazalema podemos ver el lugar donde muchos amigos del CMSP dimos nuestros primeros pasos (o largos) en la escalada. Sigue siendo una fenomenal escuela y bien equipada.

Recientemente ha habido problemas en la zona de escalada conocida como Peñaloja (hay que pasar por finca privada). El problema se ha solventado prohibiendo la entrada de perros, que asustan al ganado lanar y caprino.

Ranunculus bullatus. Una de las flores que llegan con el otoño.

 Vista frontal de los tajos de Peñaloja. Por arriba aparecen las cumbres del Peñón Grande y del San Cristóbal.

Mantis intentando mimetizarse.

Paseamos por las praderas de LasVeguetas. Y vemos las primeras setas: Lycoperdon sp.

 
Donde el chaparrón ha sido fuerte podemos ver estas flores espachurradas. Es otra flor típica otoñal: Colchicum lusitanum, que luego veremos en mejores condiciones.

Llegamos a la Fuente de las Diez Pilas, de aguas herrumbrosas por estar en terreno de roca arenisca.

El manantial principal, con hornacina y reja para evitar que entren animales.

En un huerto regado por estas aguas vemos este membrillero cargado de frutos a punto de madurar.

En otoño maduran los frutos rojos de Osyris alba. Planta común en bordes de caminos.


Nos fijamos bien en algo que se mueve en estas retamillas. Nos acercamos y para el movimiento. Un simpático bichejo está haciendo equilibrio. Otros dos parecen encararse, pero a la defensiva. Hay mas por el rodal de Osyris. Una población de fotogénicas mantis: Empusa pennata.

 
El San Cristóbal, parando nubes cargadas de agua, desde Las Veguetas.


Seguimos disfrutando de la flora otoñal. En este caso se trata de la escila de otoño (Scilla autumnalis). Pequeñita pero cargada con dos caracoles y una araña cangrejo Thomisus onustus.

La especie en flor mas cosmopolita (desde la playa hasta la alta sierra) del otoño. La cebolla albarrana (Urginea marítima o Drimia marítima según que expertos).

La neota (Calamintha nepeta, antes Satureja n.) es una planta aromática que se usa en infusión para aliviar los catarros. Está en flora gran parte del año, aunque ahora es cuando mas se ve.


Regresamos por la ribera del Guadalete, donde aún se mantiene el "puente romano" (que no es romano) de Las Veguetas.


No podemos reprimir un escalofrío cada vez que vemos a este espectacular invertebrado (no insecto) miriápodo. La escolopendra (Scolopendra cingulata).

Curiosa escena sobre una roca. Una hormiga (posiblemente Camponotus cruentatus) intenta romper la concha de un pequeño caracolillo (fam. Ferussaccinae¿?). Mientras, un ácaro rojo (Trombidium sp.) se pasea buscando aparearse. Salen cuando ha llovido de debajo de las rocas, donde viven y se alimentan.

Colchicum lusitanum, bien secos por el sol y por el aire fresco.

 Nos acercamos a los tajos y por eso vemos de cerca a la  chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).


Biarum arundanum, curiosa especie botánica de la familia de los aros, candilitos y calas (Araceae), que florece en primavera y en otoño.

Como el suelo está bien húmedo es el momento de que abunden las "alúas" (hormigas con alas en busca de nuevos hormigueros). Esta Empusa aprovecha para alimentarse en esta época de abundancia.

Mas cólquicos de otoño.

Ejemplar de Colchicum lusitanum (falso azafrán) fácil de identificar y no confundir con el Crocus (azafrán silvestre, también otoñal pero mas tardío). Puede verse bien que tiene seis estambres y los tépalos de color lila-rosado con un característico dibujo ajedrezado.

Sobre una agradable alfombra de musgo repta este caracol (s.i.).

Ahora subimos por la calzada medieval.

Sobre una seca inflorescencia de gordolobo (Verbascum giganteum) se mimetiza esta hembra de mantis Amelles spallanziana.


De vuelta... las botas húmedas y embarradas oliendo a geosmina. Me encanta este olor y no sabía como se llamaba (yo le llamo olor a otoño) hasta hace unos días que un amigo me ilustró.



Paseo vespertino por El Cabrizal. Allí está esta encina cargada de bellotas
Con estas aguas engordarán y serán buena reserva alimenticia para el cercano invierno.


No faltan las advertencias en la sierra.

Detalle de una placa de roca fosilífera con numerosos nunmulites (del latín nummulus: pequeña moneda). Los nummulites son fósiles marinos que vivieron en el Cenozoico y que suelen aparecer en calizas del Eoceno.
 
Para acabar con Grazalema no faltan en el comienzo otoñal estas preciosas azucenas amarillas: Sternbergia lutea. Florecen entre los roquedos cercanos al pueblo, incluso en arriates, huertas y jardines.

Para los expertos Sternbergia lutea es una planta introducida en la península como ornamental y que se ha naturalizado.

 Otra actividad clásica de principios de otoño es pasar una tarde en el monte escuchando y viendo la berrea del ciervo.


Noelia y Julia viendo de cerca a los venados.

El P.N. Los Alcornocales es el mejor lugar de la provincia; y allí que nos fuimos una tarde, pasándola en familia y con los amigos.

     Para acabar... esta imagen. A ver si nos trae buena suerte en esta nueva andadura.