"Delectando pariterque monendo" Horacio

17 may. 2018

Espléndida primavera en la Sierra (2018)

 
  
"Contemplar las flores es sedante, no despiertan emociones ni conflictos".
Sigmund Freud

Fenomenal la primavera que estamos disfrutando. Hacía años que no se veía una así, en cuanto a botánica y paisaje. Y que dure lo máximo posible. Aquí muestro una colección de flores -también bichejos- y paisajes de la Sierra de Grazalema y su entorno. He fotografiado especies que otros años costaba encontrar y otras que nunca antes había visto en la Sierra. Algunas incluso, me dicen amigos expertos en el tema, son novedades.

  
 Valle alto del Guadalete. En lo más alto la Sierra del Endrinal.

Scorzonera baetica, con una flor grande y largos tallos.
Las dos especies de escolopendras presentes en la península: izq. Scolopendra cingulata y der. Scolopendra oraniensis.

 Estas dos son de la misma especie. La pequeña orquídea Neotinea maculata, pero la foto de la derecha es un ejemplar hipocrómático o de flores "albinas".

 Otro ejemplar de orquídea con flores "albinas": Orchis italica.

Una panorámica de la Sierra desde el pueblo de Montecorto (Málaga). A la izquierda el Macizo del Endrinal, el puerto del Boyar en el centro y a la derecha la Sierra del Pinar y sus adyacentes.

Una joven rana común y renacuajos en un pilar de la Sierra.

Esta mosca de color bronce ni se movió, chupando néctar, mientras le hicimos la foto. Es del género Neomia.

 Los gladiolos silvestres (G. italicus) este año se ven por todos lados.

 Un nazareno, nombre común de Muscari comosum. Hemos visto inflorescencias el doble de altas que el año pasado.

 Trichodes octopunctatus, escarabajo de ocho puntos.

Dos ramas de viborera común; la de la izq. con una malformación o fasciación (agalla) producida por un bichejo microscópico: Aceria echii.

 Linaria latifolia.

 Araña cangrejo (Xysticus sp.) esperando que alguna presa se pose en la flor.

Cortijo de Ronda la Vieja. Un magnífico edificio en estado ruinoso. Se ubica en la pendiente más suave de la Mesa de Ronda la Vieja. En el Catálogo de Patrimonio Inmueble de Andalucía se dice: "En la pendiente que desde el peñasco de Acinipo desciende al valle se levanta el Cortijo de Ronda la Vieja. Unido al descubrimiento de las ruinas en el año 1650 por Macario Fariñas, su fábrica aprovecha numerosas piezas y restos romanos, como también diferentes lápidas sepulcrales y monumentos históricos, de los cuales se conservan algunas losas con curiosas inscripciones embutidas en la pared del cortijo. Se asienta la construcción sobre una ladera suave, aprovechando un pequeño llano para ubicar las principales dependencias, que crecen y se adaptan a las curvas de nivel. Una gran explanada delantera, en la que aparecen abrevaderos y gallineros, se cierra mediante un muro con portón de entrada entre altos pilares".

 Papaver hybridum. Amapola mestiza o triste.

 Setenil de las Bodegas. Hemos quedado con un buen amigo.

En el mismo casco urbano encontramos esta preciosa orquídea: Ophrys scolopax.

 
 Visitamos la exposición etnográfica "Legado del tiempo - Setenil". Un selección de piezas, fósiles, minerales, fotografías y documentos históricos relacionados con la historia de Setenil que nuestro amigo Rafael Domínguez Sedeño guardó durante años en un local y que solo podían ver los amigos. Ahora está expuesta para sus vecinos y para los visitantes de este bello pueblo serrano.

 Rafael aprovecha para enseñarnos una vieja pila de lavar ropa en el patio de una casa cueva.

 Volvemos de Setenil a Grazalema dando un rodeo por Arriate. Paramos para ver su vieja estación de ferrocarril, todavía activa en la línea Algeciras-Bobadilla.

 Estación de Arriate. Ponemos la foto en ByN y parece que hemos retrocedido un siglo. La falta de catenarias nos recuerda que por aquí pasan todavías trenes a motor diesel.

Preciosas estas flores de Pisum sativus junto a las vías.

Lirios "patitas de burro": Gynandriris sisyrinchium.

 Un sapo corredor (Epidalea calamita)​, posa con sus llamativos ojos verdes.

 Lupinus micranthus (altramuz o alberjón peludo).

 Ramillete de plantas parásitas: Orobanche austrohispanica.

Y vamos con unas cuantas bellas orquídeas, esta es Anacamptis champagneuxii.

Ophrys tenthredinifera subsp. ficalhoana.

 Androrchis olbiensis.
 
 Una especie más rara en Grazalema: Ophrys algarvensis.

Y un híbrido que pocas veces se ha visto por aquí: Oprys x sommieri. Procede de la hibridación de dos especies: Ophrys bombyliflora y O. tenthredinifera. Aunque si esta última es de la subespecie ficalhoana podría tratarse de un híbrido no descrito. Hemos aportado la información a nuestro amigo Manuel Becerra, experto en flora de la Sierra de Grazalema, para su estudio.

Una de las joyas y bellezas florísticas de la Sierra de Grazalema: el endemismo Ornithogalum reverchonii.

 Biscutella sempervirens, reventando de flores como nunca habíamos visto.

 En un ajo silvestre encontramos otra especie de araña cangrejo: Thomisus onustus.

 Y en la planta de al lado una "araña napoleón": Synema globosum.

Y dos especies de orquídeas del género Serapias (un género complicado): esta creemos que es Serapias strictiflora.  

 Y esta, Serapias lingua.

Posada en una salvia esta mosca Eupeodes sp., que intenta parecerse a una avispa como defensa ante predadores.

 Y entre flores y bichejos nos gustó retratar este bonito ejemplar de caracol Iberus loxanus, característico y endémico de sierras calizas andaluzas.

Lathyrus latifolius.

Silene gracilis. Una especie que no había visto antes en Grazalema. Me confirmaron en el Jardín Botánico de El Bosque que no estaba citada en el Parque.

Erysimum rondae, un "jaramago" endémico de estas Sierras del sur.

Hyacinthoides hispanica.

Una avispa con cintura de avispa: Banchus sp.

Lachnaia hirta. Un coleóptero con pilosidad por todo el cuerpo salvo los élitros.

Este pequeñín (Falsomelyris granulata) lo vimos siempre sobre margaritas.

Desde el Monte Coros vimos como un grupo de cabras monteses subían al Puerto de las Palomas por la carretera. ¡¡La cabra no siempre tira por el monte!!

Pinsapos del Monte Coros.

Muy bonito este "escarabajo escarlata del lirio" (como lo llaman los ingleses). Su nombre científico: Lilioceris lilii. Estaba sobre una flor de Fritillaria lusitanica, y es que hemos leído que pone sus huevos sobre esta especie.

Iberis pectinata.

Cephalanthera longifolia. Una orquídea de flores blancas que nunca llegan a abrirse del todo.

Dactylorhiza insularis, una orquídea muy rara en el Parque. Muy pocas plantas se han visto.

Una pareja de alfasida gaditana (Alphasida typica). La hembra, siempre de mayor tamaño, persigue al macho en este caso. Es un escarabajo endémico de la provincia con algunas poblaciones puntuales en Málaga y Sevilla.

Ophrys lutea subsp. quarteirae.

Licénido azul.
Una especie que nunca habíamos visto en la Sierra. Es el tulipán silvestre (Tulipa sylvestris). Está claro que esta primavera es excepcional.
Por encima de la presa del Fresnillo (Grazalema) hay una mancha de terreno silíceo. Esto hace que allí crezca un bosquete de alcornoques. Está a algo más de 1.000 metros de altitud, por lo que podría ser el alcornocal más alto de la provincia.

De allí mismo un bloque de roca arenisca con huellas fósiles de fondo marino. La piedra ha rodado y esta cara ha quedado en posición vertical.

Y para acabar, de momento, una Androrchis olbiensis de un tono rosa muy claro.