"Delectando pariterque monendo" Horacio

29 dic. 2015

POR LAS SOLEDADES DE SIERRA MORENA

¡Que bien los nombres ponía
quien puso Sierra Morena
a esta serranía! 
Antonio Machado

El título no es mío, lo tomo prestado del artículo de un periodista que me hizo descubrir (en los años 80 y 90 del siglo pasado!!) muchos rincones naturales de la península ibérica, incluida Sierra Morena. Algunos de los que leéis esto recordaréis aquellos artículos que Juan Gabriel Pallarés publicaba en El País, en el suplemento dominical. Primero eran reportajes sueltos que, con el tiempo, se convirtieron en varios coleccionables que al menos yo guardo como oro en paño. Me encantaba su forma de escribir y tengo que confesar que todavía algunas veces consulto sus trabajos. Juan G. Pallarés es además geógrafo y antropólogo y hace años que se marchó a Chile, donde reside y sigue dedicado a la naturaleza y al medio ambiente. 
Antes de ver una selección de fotos de nuestra reciente visita a Sierra Morena volvamos a febrero de 1989, cuando por primera vez nos dispusimos a recorrer aquellas "soledades" siguiendo aquel artículo que describía valles deshabitados, arte rupestre, ríos sin contaminar, viejos volcanes y bosques de robles como los del norte peninsular. Aquí he escaneado algunas diapositivas de esos días.

 Robledal de El Horcajo.

Pinturas rupestres de Peña Escrita.

 Cascada de la Batanera.
 
 Sierra de la Solana.

La Hoz del Jándula.

San Lorenzo de Calatrava y Sierra Morena de fondo.

 Los Chorrillos de la Sierra de San Andrés (foto de Marian P.).

 Iglesia cisterciense de Calatrava la Nueva con la puerta y rosetón de roca volcánica.
  

 Volvimos a Sierra Morena varias veces mas en años siguientes. Y ahora, 20 años después, hemos vuelto en dos ocasiones casi seguidas haciendo base en Azuel, en casa de nuestros amigos María José y Javier (ver la entrada anterior de nov.'15). En esta ocasión hemos recorrido tanto la solana como la umbría de los mas altos cordales mariánicos: Sierra Quintana y Sierra Madrona. Siguiendo los pasos de los últimos lobos meridionales y asomándonos a la Castilla mas llana por el Puerto de Niefla.
 
 El Peñón del Cuervo, en Fuencaliente. Una roca mítica (ver foto inferior) que fue punto de partida en nuestras incursiones por la Sierra.

Foto del Peñón del Cuervo realizada en 1905 por el fotógrafo jerezano José Pan Elberto. Fuencaliente es el pueblo mas meridional de Castilla la Mancha; y como queda a la solana de Sierra Morena se refleja mucho en Andalucía. Una fuente termal convirtió Fuencaliente (de ahí su nombre) en balneario desde la antigüedad. A principios del siglo XX un aristócrata y bodeguero jerezano, el marqués del Mérito, vino aquí a "tomar las aguas" y por su afición a la caza acabó comprando y arrendando fincas para practicar su deporte favorito y el de sus invitados.

 Apenas ha amanecido cuando nos adentramos por el "camino de la virgen", ruta histórica de los romeros manchegos hasta el santuario la Virgen de la Cabeza de Andújar.

A pesar de las pocas lluvias otoñales todavía llevan aguas pequeños ríos subsidiarios del Yeguas, como este río Navalejeta que baja desde el Cerro Bañuela, la máxima cota de Sierra Morena.

Burros de raza zamorana.

El otoño se muestra evidente en estos rodales de quejigos y cornicabras que se tornan dorados y rojos por esta época.

 Río Valmayor. Hemos cambiado de provincia y ahora estamos en Jaén. En el Parque Natural Sierra de Andújar.
Mirador sobre el Valmayor. Este río nace en Sierra Madrona y se adentra en Andalucía a través de un "cluse" fluvial que corta Sierra Quintana por un estrechón conocido como "las calderas".

Unos kilómetros mas adelante llegamos a un fantástico mirador natural sobre este área de Sierra Morena. Al fondo los escarpes de Sierra Quintana

Encinar adehesado, ideal para el lince.

 Tras una mañana gris el sol nos saluda con leves rayos que nos alegran las vistas.

                                                  Sin comentarios.

 Después de este primer contacto visual con la Sierra nos disponemos a adentrarnos en las zonas mas altas.
 
Y tras pasar de nuevo por Fuencaliente subimos a disfrutar de los rebollares mejor conservados del sur peninsular. En poco tiempo hemos cambiado de comunidad y de parque. Estamos en el nuevo (declarado en 2011) Parque Natural de Sierra Madrona y Valle de Alcudia.

 El otoño ha dejado un suelo tapizado con una espesa capa de las hojas lobuladas de Quercus pyrenaica.

Algún enebro, siempre verde, destaca entre tanto ocre otoñal.

Un agradable paseo por el Valle de Navalmanzano nos deja sensaciones "norteñas" por el paisaje que nos rodea.

  Un bello sendero nos coloca a la altura del Cerro Coleto, bajo esos tajos se encuentra la cueva donde realmente vivió Marcos Rodríguez Pantoja, el niño de la película Entrelobos. Marcos fue vendido por su padre cuando tenía siete años a Damián, un pastor de esta sierra. Por aquel entonces (1953) era normal que familias pobres colocaran a sus hijos allá donde les dieran algo de comer y les enseñaran un oficio. Aprendió a cuidar cabras, a cazar, a buscar comida, a hacer fuego y a estar solo, ya que Damián salió un día a cazar y nunca más volvió. Marcos quedó solo siendo un crío y tuvo que aprender a convivir con lobos y todo tipo de animales de la sierra.
 Preciosa vista a Navalcorchos, un valle tributario del Valmayor.

 
Una vista mas amplia.

 Al fondo, tirando de zoom, los cascajares (con la piedra verdosa por los liíquenes) del Corral de Borros, cumbre de Sierra Madrona.

 Cambiamos de valle y de bosque. Nos vamos al robledal de la Cereceda, que es monte de propios de Fuencaliente.
 

 Otro paraje de gran belleza que también invita a un agradable paseo. Y a hacer muchas fotos.

 Un perrillo pulgoso pero simpático se nos une al paseo.



Cerca del Collado de Valmayor, cabecera del valle, nos acercamos a un paraje con historia. 

 Antes cruzamos el Arroyo de Nueve Veces, curioso nombre por cierto.

 Y unas pedreras de cantos negros y brillantes nos llaman la atención.

 Se trata del escorial (por aquí abunda este topónimo) de una fundición que data de época romana. Hace casi dos mil años que el patricio nacido en la Córduba romana Sexto Mario explotaba las minas de estas sierras; de hecho el nombre de Sierra Morena parece que proviene de Mons Marianorum (Montes Marianos, Montes Mariánicos, Montes de Mario). Su riqueza fue tal que le hizo ser un hombre muy odiado por otros patricios. Una denuncia por incesto hizo que el emperador Tiberio dictara su condena a muerte. Las minas fueron confiscadas pasando a manos del propio Tiberio.

 Mineral férrico.

 Entre las hojas secas de roble rebollo (Quercus pyrenaica) vemos estas curiosas protuberancias esféricas: son agallas provocadas por algún insecto.

 
 Como los robles que tenemos en Cádiz están contados..., aprovechamos para hacer un buen reportaje de este bosque. Con la promesa de que volveremos por aquí para la primavera y disfrutar del paraje con otros tonos.

Cae la tarde cuando llegamos al vértice de Chorreras, a 1.096 m.s.n.m.. Este queda cerca del Puerto de Niefla, en la Umbría de Alcudia. Un vigilante anota los "dnis" en el acceso ya que hay que pasar por una zona de antenas del ejercito del aire. Junto al vértice hay una caseta de vigilancia forestal que hace de fenomenal mirador.

Queda la luz justa para asomarnos al norte para ver el Valle de Alcudia. Un enorme llano rodeado de montes y cerros que desde aquí nos parece un enorme cráter (como cuando vemos el Ngorongoro en los documentales de naturaleza africana).  

 Hacia el sur la carretera serpentea por Valderepiso hasta ese amplio collado del fondo por el que se ve Andalucía.

 Un buen fin de semana mariánico, en buena compañía y visitando nuevos parajes. La sorpresa botánica fue encontrarnos este narciso de un amarillo muy suave: Narcissus triandrus subsp. pallidulus. Una planta que no tenemos tan al sur y que normalmente florece a finales de invierno; pero que puede que con este cálido clima que estamos teniendo se haya adelantado generosamente.

 Como hemos dicho, esperamos volver en primavera a nuestro "campo base naturalista" en Azuel. Para entonces ya debe haber llovido "como mandan los cánones" y Sierra Morena se mostrará mas esplendida y exultante.


 

4 comentarios:

  1. Viendo alguna de estas fotografías me recuerdan algo que tenemos pendiente y que por supuesto no he olvidado. Nos vemos y Feliz entrada de Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Salvador. Cuanto retraso en esa cita que tenemos pendiente. Me emplazo a que nos veamos en el primer mes de 2016. Feliz nuevo año!!

      Eliminar
  2. El paisaje precioso y las fotos también.

    ResponderEliminar